Ambar / VIOLENCIA FAMILIAR

La violencia familiar se puede definir como actos violentos producidos en el hogar entre miembros de una mateiza familia, con acciones verbales y psocològiques que pueden ser cometidas tanto por mujeres como por hombres. En otras palabras, la violencia familiar es el uso de violencia física o psicológica de un miembro adulto del hogar hacia otro. Cualquier persona puede ser víctima de violencia familiar independientemente de su herencia étnica, edad, preferencia sexual o nivel socioeconómico.

– Violencia de pareja
– Maltrato infantil
– Violencia de hijos a padres
– Maltrato a las personas mayores
– Discapacitados
– Abuso sexual

Las formas de abuso pueden ser de la siguiente manera:

– Abuso Físico: Cuando se utilizan los golpes (pisar, golpear, abofetear, quemar, sacudir)
– Abuso Emocional: Cuando se critica constantemente, insulta, aísla de la familia, amigos o compañeros de trabajo, etc.
– Abuso Económico: Cuando no se permite trabajar o estudiar, cuando se prohíbe el acceso a cuentas de banco, etc.
– Abuso Sexual: Cuando se fuerza a tener relaciones sexuales oa participar en actividades sexuales que desagradan.

El convivir diariamente en el hogar con situaciones que comportan violencia de cualquier tipo, supone repercusiones psicológicas muy negativas en la estabilidad emocional de las personas.

Desde el punto de vista psicológico y evolutivo, las consecuencias de la experimentación de la violencia familiar abarcan desde el desarrollo de vínculos afectivos inseguros en los miembros de la familia a trastornos de carácter clínico tanto para la mujer como para los niños.

Síntomas y consecuencias de la Violencia Familiar

Convivir diariamente en un hogar con situaciones que comportan violencia de cualquier tipo, supone repercusiones psicológicas muy negativas en la estabilidad emocional de las personas.
Desde el punto de vista psicológico y evolutivo, las consecuencias de la experimentación de la violencia familiar abarcan desde el desarrollo de vínculos afectivos inseguros en los miembros de la familia a trastornos de carácter clínico, tanto para la mujer como para los niños.
Desde la perspectiva psicopatológica, los cuadros clínicos más frecuentemente relacionados con los efectos de la violencia familiar son:

• Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT)
• Indefensión Aprendida
• Depresión
• Ansiedad

 



AMBAR NEWS
Inscríbete para recibir las novedades de Ámbar